weMove

  /  Movimiento   /  LA CARRERA DONDE LA GENTE SE CONTAGIA POSITIVAMENTE

LA CARRERA DONDE LA GENTE SE CONTAGIA POSITIVAMENTE

“¿Sabes?, me pondré como meta correr en abril los 10k del Maratón de Santiago”.

La frase no tiene un autor determinado, sino que son muchas las personas que se podrían adueñar de la afirmación y, con el pasar de los años, serán cada vez más los protagonistas de la oración.

Cada año son más las personas que se anotan en la fiesta del Maratón de Santiago en las 3 distancias que conlleva la cita deportiva. Aunque la prueba más importante, y por lo que se le da el nombre al evento son los 42.195 metros, los participantes en los 10 y 21k suman más del 70% de los inscritos. Pero ¿Porqué no se hace un evento solo de 42k?, aunque no se da una respuesta concreta, una de las principales razones es que los 10k es el vehículo de cambio para que la sociedad chilena disminuya su nivel de sedentarismo ya que muchos se ponen como objetivo completar dicha prueba como un objetivo personal.

El Maratón de Santiago, por el nivel mediático que tiene, con transmisión exclusiva durante más de 3 horas por parte de TVN, amplia cobertura en diarios y portales web y por la masividad de contar con 33 mil inscritos, donde de seguro algún conocido correrá, permite encender la “llamita” del sedentario y decir: “el próximo año la corro”. Y vaya que fácil es hacerlo.

Aunque la inscripción es más cara en comparación a otros 10k del país, el evento permite en primer momento ir contagiándose con la fiesta del running y la fiesta de la actividad física. El retiro de kit se hace en un lugar amplio, donde con música, variedad de stands, regalos de auspiciadores y una polera técnica de buena calidad, este “principiante” se siente regaloneado y un rock star. Pero esto va más allá, porque el día de la competencia se encontrará con más de 5 mil corredores que irán por la misma distancia y pasará por lugares icónicos de la ciudad, ahora a disposición de los atletas, como el Parque Forestal, el Mercado Central o la Alameda y, para rematar su hazaña de transformarse en una persona activa, la organización le entregará una medalla de finalista premiando el esfuerzo y la dedicación.

¿Qué pasará con esa persona?, de seguro lo pasará increíble en la carrera, se sentirá feliz y orgulloso de lo logrado y, le dirá a su amigo runner o a su amigo deportista, que se inscribirá el próximo año y, porque no, al pasar los años desafiar una distancia mayor. Eso ya ha pasado. Es cosa de ver las estadísticas para apreciar que ahora la distancia más masiva son los 21k, la distancia intermedia. Lo más probable es que esta persona transformada ahora en runner, le dirá a sus cercanos sedentarios que se motiven para competir el próximo año y, en el mejor de lo casos, escucharemos la frase con que comienza esta nota, pero ahora con otra persona.

WeMove

Agrega un comentario